Periodoncia

La gingivitis es una inflamación de la encía provocada por las bacterias de la placa bacteriana que se acumulan sobre la superficie del diente. Los síntomas son enrojecimiento y sangrado de las encías, mal olor y sabor de la boca. La gingivitis es reversible, pero si no se trata puede desembocar en periodontitis. La periodontitis es una infección que afecta a los tejidos de soporte del diente. Ya no es reversible como la gingivitis. Se produce una destrucción progresiva del tejido de soporte hasta que sí no se trata los dientes se mueven y acaban cayéndose con el paso del tiempo.

Los síntomas son: Dientes más largos Movilidad dentaria, desplazamiento de los dientes, mal olor y sabor de boca.

En nuestra consulta apostamos por tus dientes. Mediante un tratamiento y su posterior mantenimiento somos capaces de conservar muchos dientes que otros extraerían. Pídenos una segunda opinión antes de que te extraigan ningún diente.